Quizás en los próximos días o semanas os vais de vacaciones y quizás vuestro destino es el Japón. ¿Qué decir? ¡Nos parece una elección maravillosa! Aprovechando que nos encontramos en época estival os hemos preparado una lista de lo que más nos gusta y también de lo que más sabemos, pastelerías! Hemos seleccionado cinco establecimientos de todo el país que nos inspiran, nos emocionan y que, para nosotros, son de visita obligada.

1. Hidemi Sugino

Hidemi Sugino es un lugar delicado y exquisito. En su carta podemos encontrar dulces tradicionales japoneses (wagashi) y también recetas de repostería francesa. La presentación de los postres es tan cuidadosa que parece un sueño, ningún detalle se ha dejado al azar. Todo es buenísimo pero si hay que elegir, os recomendamos la mousse de pistacho.

2. Toraya Cafe

La especialidad del Toraya Cafe es el kakigori, el helado japonés elaborado con hielo raspado y sirope de varios sabores y colores, aunque su carta es muy amplia y va mucho más allá. Con 500 años de historia es quizás la pastelería más representativa de Japón, pero a la vez también una de las más innovadoras.

3. Shiose

Otra pastelería centenaria, en este caso en Kioto. Con más de 600 años de trayectoria en Shiose elaboran una cantidad infinita de Wagashi con unas formas y colores que se encuentran muy lejos del imaginario de la repostería occidental. Déjaos llevar y probad todo lo que podáis con curiosidad y sin prejuicios. ¡Os encantará!

4. Bunmeido

En todo el país podemos encontrar establecimientos Bunmeido, pero el original y el más mítico es el de Nagasaki. Entrar en esta pastelería es toda una experiencia y un viaje en el tiempo, además, los trabajadores son muy amables y educados. La Kastera, tanto en versión normal como con matcha, acompañada de té frío es, para nosotros, la combinación estrella!

5. Funawa

La pastelería Funawa se inauguró hace 100 años con el objetivo de convertirse especialistas en jalea y gelatina. Son todo un referente en este tipo de postres y en su carta podéis encontrar de mil sabores y combinaciones. Es un lugar singular y muy diferente que vale la pena visitar.

Comment