La mona de Pascua es una de las tradiciones que más nos gusta porque nos permite ser tan creativos cómo queramos. En nuestras monas la imaginación no tiene límites y el chocolate, si puede ser, tampoco!

Tradicionalmente la mona es un pastel que los padrinos regalan a sus ahijados el domingo de Pascua y que, en Cataluña se come el lunes de Pascua, también conocido como "el día de la mona". Antes este dulce era una masa de coca elaborada con azúcar, golosinas y, un curioso complemento: huevo duro. Son unos postres copiosos que simbolizan que se acaba la Cuaresma cristiana y, por lo tanto, se terminan de las restricciones alimentarias. Con el tiempo los huevos duros se convirtieron en chocolate y actualmente son un elemento presente en todos los pasteles de este tipo, además de otras muchas filigranas.

Esta semana tenemos uno de los escaparates más bonitos del año! Está lleno de pajaritos, cerditos, vacas, perritos, leones y todo tipos de animales que os puedan llegar a pasar por la cabeza. También tenemos monas con los dibujos infantiles de moda y, para los más tradicionales, con los pollitos y las plumas de toda la vida! Tampoco puede faltar la mona con nuestro ingrediente estrella, el té matcha, que combinamos con chocolate blanco con frambuesas. Absolutamente todas las monas están elaboradas con chocolate Valhrona de la mejor calidad. 

Si sois padrinos, la visita es obligada! Y si no lo sois también, la mona no entiende de edades!!

Comment