El panettone es un pastel navideño de origen italiano que cada vez está más arraigado en nuestro país. Proviene concretamente de la ciudad de Milán y tiene una forma de cúpula muy característica. Muy ligero y esponjoso, se elabora con una masa de tipo brioche. La receta clásica contiene pasas o fruta confitada, pero actualmente existen de muchos sabores y combinaciones.

En nuestra pastelería hace algunos años que elaboramos a la manera tradicional. Es un proceso lento y laborioso que comienza sacando la masa madre (levadura) natural de la nevera y esperando que se active durante cuatro o cinco días. Entonces hacemos la primera masa del panettone que debe fermentar durante toda una noche. Cuando está lista, se le añade una segunda más reciente y, por tanto, más blanda. Una vez mezcladas las dos masas, deberán volver a fermentar durante unas horas más antes de pasar por el horno. En total son alrededor de cinco o seis días de preparación, sin embargo, vale la pena porque el resultado es ¡para chuparse los dedos!

Preparamos dos gustos de panettone, uno de naranja, pasas y cedro y otro de chocolate, naranja y cereza confitada. Los dos en formato grande y pequeño, para todo tipo de golosos.

Panettone de chocolate, naranja y cereza confitada

Panettone de chocolate, naranja y cereza confitada

Panettone de naranja, pasas y cedro

Panettone de naranja, pasas y cedro

Comment